¿Por qué no ahorramos?

¿Tienes problemas económicos, te consideras pobre? No importa, no te desanimes ni te frustres, que puedes llegar a ser rico. Todo depende de tu voluntad y de tu conducta.

De tu voluntad porque con que lo quieras realmente, lo desees, lo busques, lo pienses, lo sueñes, lo vivas, lo asumas como una verdad infalible, sucederá, y de tu conducta porque allí demostrarás que tanto vives todo lo anterior.

Podemos citar incontables ejemplos de personas que estuvieron en situación similar a como estas ahora en estos momentos, igual y lo único que tuvieron a su favor para cambiar fueron las dos palabras que anuncié anteriormente  para lograr su riqueza.

Como todo buen principio; básico, honesto, inteligente, comenzaremos con la actividad primaria en el ser humano cuando descubrió el hecho elemental del crecimiento de sus recursos, la multiplicación “mágica” de sus escasos bienes, una semilla, una simiente capaz de multiplicarse por fuerzas naturales que irremediablemente crecía exponencialmente.

piggy bank, saving, money

Una semilla, una moneda, dos monedas, cuatro monedas, 8 monedas, 16, 32, 64, 128, 256 (y todos los millones de bytes que se quiera que ellos igualmente así empezaron) multiplicándose indefinidamente cada vez más.

Bien, hoy se te dará una semilla hoy mismo, (ya veremos que harás con ella) has de saber que esa semilla tiene el germen, la capacidad de multiplicarse, de darte cien o mil por cada una que recibas.

Esa semilla serán las primeras monedas, los primeros billetes que llamaremos El Ahorro.

El Ahorro va a ser lo que en unos días plantarás, regarás y abonaras, para que en poco tiempo y al igual que un arbolito lo transplantarás de la maceta que esta en tu casa a un lugar donde todavía pueda crecer más, exuberante, frondoso, abundante, (acciones, bonos, inversiones,) para que se constituya en un gran árbol en el que puedas vivir bajo su sombra.

Ah! mi buen agricultor, pero hay peligros que debes saber y conocer, muchos pájaros acechan a la semilla, a tu semilla, vendrán en parvadas a querer comérsela, a querer quitártela, a llevársela a otras tierras, y poco harás por defenderla, casi es seguro que te la arrebatarán, así es este mundo cruel.

Y lo peor es que no solo no lo harán sin tu permiso, sino con tu consentimiento. Así es, tú lo entregarás.

Tú les abrirás las puertas, les escucharás, te seducirán y al igual que alguien hace mucho tiempo, lo intercambiarás por un plato de lentejas.

En tí está el portero deseoso de llamarles y de abrirles y de entregar,  El Ahorro esa semilla que se te ha confiado y que por razones que hasta ahora desconoces la intercambias olvidándote de aquel motivo por el cual lo estabas cuidando y viendo como crecía lentamente.

Somos víctimas de engaños que nos hace la mente, venimos de situaciones que por miles de años se nos han grabado, de soluciones que preferimos implantar inmediatamente porque no sabíamos si iba haber algún futuro, y en el que ¿quién sabe si llegaremos a la cosecha?

Nos gana y domina esa tendencia a preferir hoy la seguridad que la incertidumbre de mañana, y EL Ahorro es una semilla que fructificará un mañana, un mañana que inconscientemente no estamos seguro que llegará.

Pero podemos sobreponernos, aprender estrategias, dominarnos, conocer como controlar esa mente que por ahora, o quizás hasta ahora nos ha vencido y no nos ha dejado hacer crecer El ahorro, que nos llevará al estado de abundancia una vez que seamos capaces de darle el tiempo que naturalmente requiere para florecer.

Análisis: ¿Cuál fue la última seducción a la que le abriste la puerta llevándose tu posibilidad de abundancia?

¿Crees que te sea posible transplantar, abonar y hacer crecer El ahorro para después cumplir aquel sueño de independencia económica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *